La no-novedad de Internet


Pensar en internet como corriente de implantación novedosa es, en cierto modo, un error. Su nacimiento se remonta a un pasado ya lejano, muy distante a la actualidad que determinan con el apelativo “de las nuevas tecnologías”. Aunque convivamos más unidos a él que nunca, éste es ya “adulto” en la sociedad de la información. Así pues, ni internet es tan novedoso ni las “nuevas” tecnologías que lo caracterizan lo son tanto. Es cierto que su popularización lo ha hecho expandirse hacia el conocimiento y la práctica de la mayoría, lo cual puede explicar su tratamiento “novedoso”, pero la situación real de este ciberespacio es la convergencia tecnológica que sobre él se asienta. Con una cierta madurez, internet sufre ahora una evolución y proyección hacia nuevos modelos digitales, nuevas formas de ser y, en general, nuevos sistemas que lo integran. No asistimos, pues, al nacimiento de esta tecnología, sino al momento de su convergencia tecnológica.

La no-novedad de internet ha sido el tema de reflexión de la clase de esta semana. Después de haber realizado un acercamiento hacia el Periodismo Multimedia, en esta segunda sesión se ha adentrado más en el contexto y lugar de realización de dicha práctica: internet. Con ello, se ha propuesto la idea de la “no-novedad de internet” y el planteamiento de si realmente es nuevo todo lo que está pasando en cuanto a la llegada de las “nuevas” tecnologías. Convergencia, Globalización, Desregulación… todo ello ha quedado reflejado en este universo multimedia en el que el Periodismo tiene cabida, en el “escenario de la tiranía de la comunicación” como se propuso en clase y como Ignacio Ramonet subraya. En él, internet aparece con una doble máscara: su novedad, como primera impresión; y su no-novedad, como segunda, factores que propician una reflexión sobre este universo, el cual, realmente, no es tan novedoso como se piensa.

Igualar internet a nuevas tecnologías y, consecutivamente, novedad, es un error en el que se cae habitualmente. También, emparejar nuevo a aquello que hemos empezado a utilizar por nuestra cuenta, independientemente de su surgimiento, no es correcto. Estas dos acciones son las que conllevan que internet sea considerado novedoso y actual cuando, ciertamente, no lo es. Además, tampoco es un hecho revolucionario actual que suponga un cambio de hábitos (sí que se podría destacar un cambio, pero no drástico), ya que la digitalización, que es realmente la etapa en la que se enmarca éste, como proceso tecnológico no viene a suponer un cambio de perspectivas a gran escala ya que mantiene el sistema capitalista en auge. Por lo tanto, esta especificación tendría que ayudar a desechar todos los calificativos de “actualidad” con los cuales se caracteriza a internet.

Este ciberentorno sí que ha supuesto, pues, un determinismo tecnológico y un hábito a su uso. Debiéndolo tratar como un un apartado independiente a su surgimiento y su rasgo de “actual” o no, con él surge una actitud hacia el mismo, lo cual tergiversa su concepción. Este determinismo ha creado, pues, dos perfiles en relación a la tecnología: los ciberoptimistas y los cibercatastrofistas. Sin embargo, esto es sólo una simple actitud hacia un entorno, no una cuestión relevante y determinante de su surgimiento. Éste, caracterizado como “tercer entorno” (metáfora utilizada para nombrarlo), se considera actual por la implementación del número de habitantes que en él se integra (sin embargo, aunque sea considerable, no hay que olvidar que, a escala mundial, estas cifras son muy reducidas). Cada vez crece más como “ciudad”, pero por eso no hay que tomarlo como novedoso. Es nuevo, pues, para quien se sumerge en dicho entorno, pero no el espacio en sí. Éste, considerado como la tercera gran conquista de la humanidad, lleva ya varios años a sus espaldas.

La no-novedad de internet es, pues, un hecho ya justificado. Separar novedad de uso y novedad de dicha tecnología es clave para no caer en errores y llegar a una conclusión incierta. En este momento, internet es un sistema en evolución, en crecimiento, no reciente.

Elena Marques

Anuncios

Acerca de mariaelenamq
Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: