La llegada de la TDT


En un cibermundo acusado por la brecha digital, caracterizado por la falta de políticas que incentiven su utilización y la comprensión de lo multimedia para llevarlo a cabo, llegó hace un año la Televisión Digital Terreste. Conocida como TDT, irrumpió en los hogares y en la vida de todos los ciudadanos como sistema digital portador de una nueva filosofía: lo digital. A su paso, instauró un nuevo modelo de ver la televisión, en el cual, en futuro, se verá incrementado con las facilidades que se le incorporarán, además de que también dispuso una nueva forma de vida, separada de la analogía, ya en desuso. Hermano menor de internet, la TDT se ha convertido en el primer sistema digital universalizado del momento, el cual se ha asentado completamente en toda Europa y ha borrado los límites de una posible brecha digital en este sector. Esta TDT es la que pone en entredicho la actuación del futuro, aquella que ha de librar batalla contra la brecha digital, sí existente en internet, ya que si no se deshace de ella, su existencia y posición son nulas.

Según la lectura extraída del XI Congreso de Periodismo digital en Huesca, “La universalización de la tecnología digital: el caso de la TDT en Aragón”, propuesta como texto específico para esta semana, <<La implantación de la TDT en sustitución a la televisión analógica ha permitido que, por primera vez, se haya universalizado un sistema digital>>. Su surgimiento e implantación en todos los territorios, ha permitido que la brecha que pudiera surgir con su establecimiento desigual quedara derruida ya desde su ideación. No existirán con ella, pues, números que alerten de la deficiente conexión o utilización de parte de la población más atrasada o menos dispuesta, sino que todos contarán con acceso y a todos se les proporcionará una buena educación. Así, pues, y como continuan afirmando José Verón y Fernando Sabés, la TDT <<facilitará la extensión de la Sociedad de la Información>> y que lo digital no sea visto como un peligro en la sociedad.

El término puesto a Brecha Digital, inclusión digital, es el que viene de la mano de la TDT. Ésta ha supuesto un puente de acceso de la analogía a la digitalización y a los soportes multimedia, los cuales permiten grandes funcionalidades y enormes posibilidades. Como muestran los autores en el texto: <<La TDT significa el primer puente universal que supera la brecha digital>> ya que no ha dado pie a que exista una delimitación entre el uso o el desuso de esta tecnología, sino que, desde el primer momento, ha sido impuesta a toda la sociedad con el fin de que la familiarización con la misma fuera efectiva. Esta nueva forma de comunicación impuesta queda resumida en la siguiente  imagen, en la cual se puede observar el modelo de realización de la TDT.

Esta imposición es la que lo ha hecho convertirse en el único medio digital que no ha contado con “brechas” de ningún tipo. Por su parte, internet, no fue impuesto, no fue presentado a todos e introducido en los hogares como única tecnología. Tampoco fue “publicitado” como se hizo en el caso de la TDT. Nadie conocía sus funcionalidades ni sus ventajas, por lo que su estancamiento ha sido total. Aunque la implantación impuesta sin posibilidad de elección no sea el mejor método (recordad que quien no obtuviera un codificador en su televisión, se quedaba sin señal), sí que supuso una buena práctica en cuanto a que no dio lugar a ninguna brecha digital. En esta imagen se puede observar el modelo de realización de la TDT.

Así pues, para que la tecnología no decaiga y sea conducida hacia senderos de “subdigitalización” (concepto con el cual podríamos nombrar a la consecuencia de la brecha digital), son necesarias las políticas de desarrollo y de aprendizaje. Estas son determinantes para el uso y la posición que de esa tecnología se desee alcanzar en la sociedad. Saber utilizar conlleva un previo conocimiento de cómo utilizar, lo cual la TDT ha cumplido y se ha visto recomensada. Ya no sólo hace falta, pues, la cobertura de las redes de comunicaciones, sino también en la enseñanza de los ciudadanos de cómo aprovecharlas. Todo ello forma parte de un complejo plan de actuación, el cual debe imperar en el desarrollo de toda tecnología. Tal vez sea este, pues, el que ha fallado en la implantación de internet.

En el siguiente vídeo extraído de youtube, podemos observar cómo la TDT ha supuesto una nueva concepción. El autor, “aytosanbartolome”, presenta un reportaje en el que se ilustra su llegada.

Con este ejemplo de la TDT, tendríamos que fundamentarnos para salvar a internet de la brecha digital que lo asola. Hay que acabar con ella y enseñar a gran parte del mundo qué es, cómo se utiliza, y por qué han de utilizarlo. Si se consigue realizar la misma política que con la Televisión Digital Terrestre (aunque el reto es mayor, ya que se engloba al mundo y no a Europa) internet será conducido hacia la inclusión, ya no sólo digital, sino social.

Elena Marques

Anuncios

Acerca de mariaelenamq
Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: